AVISO SOBRE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulse el botón correspondiente para aceptar su uso, cambiar la configuración o rechazar las cookies. Obtenga más información Aquí.

Big Data en la Industria 4.0

El big data es, desde hace ya un tiempo, una de las grandes tendencias tecnológicas que se hacen hueco en el cada día de las compañías. Y además de esto, va a suponer una genuina revolución en el mundo empresarial, haciendo que lleguemos a la cuarta revolución industrial donde nace el término de Industria Conectada.

¿Cuál es el significado del término big data?

Cuando hablamos de este término nos referimos al almacenamiento, procesamiento y posterior análisis de una cantidad de datos de semejante volumen que la tecnología tradicional no era capaz de realizar todo ese trabajo a la velocidad que se precisa para que dichos datos sean útiles.  Este tamaño no está definido exactamente pero si está estipulado que puede rondar entre los 30 Terabytes hasta decenas de Petabytes.

Big Data en la industria

La naturaleza tan compleja de esta tecnología se debe primordialmente a la naturaleza no estructurada de una gran parte de los datos generados por las tecnologías modernas.

¿Qué es el big data?

Son conjuntos de diferentes tipos de datos que por su condición no se pueden atrapar, administrar, procesar y examinar con tecnologías usuales de bases de datos, visualización o bien estadística.

Las llamadas 5 V definen bien el concepto global de Big Data que viene de la mano de la cuarta revolución industrial: volumen, velocidad, pluralidad, veracidad y valor. 5 peculiaridades que componen 5 desafíos a los que se encaran las compañías para conseguir información de ellos: almacenaje, tiempo, recogida, calidad y utilidad.

¿Para qué vale el big data?

Esencialmente, para extraer conclusiones desde mucha información. Pretende amontonar diferentes fuentes de datos que pueden ser de muchos tipos para reunirlos, relacionarlos, examinarlos, visualizarlos y como última finalidad, extraer información relevante de ellos.

Para esto, es usual conjuntarlo con otros datos estructurados que son más fáciles de conseguir y tratar; y que además de esto llevan entre nosotros desde hace considerablemente más tiempo. Por poner un ejemplo, los datos de un ERP o bien CRM.

Tipos de ERP según su industria

ERP para logistica en Industria 4.0

ERP Logística: Beneficios para Tu Empresa

erp para industria del sector farmaceutico|erp industria farmacia|software erp industria farmaceutica|erp industria farmaceutica|erp para industria farmaceutica

ERP Industria Farmacéutica

erp para industria del sector alimentario|erp industria alimentaria

Sistema ERP Para Industria de Alimentos

erp para industria textil|ERP Industria textil|erp para industria textil

ERP para Industria Textil

erp para industria del sector quimico|Software ERP para industria química||erp para industria quimica

ERP Industria Química

erp industria para sector metalurgica|erp para industria metalurgica

ERP para Industria metalúrgica

ERP para logistica en Industria 4.0

ERP para Industria Logística

La gran importancia del Big data para la Industria

La relevancia deriva en una parte de la ingente cantidad de datos que supone, saber almacenarlos, gestionarlos y aplicarlos para diferentes necesidades de la Industria.

Al dar sentido a una gran cantidad de datos recopilados, el conocimiento extraído es más fiable y puede ser comprobados desde múltiples perspectivas. De esta forma, las compañías consiguen nuevos puntos de referencia que ignoraban y adquieren la capacidad no solo de contestar a preguntas viejas o bien nuevas; sino más bien a elaborarse preguntas que nunca se hubieran planteado.

El resultado es una mejor entendimiento de lo que ha pasado, de lo que pasa y la posibilidad de anticiparse a lo que va a pasar.

Aplicación a la industria farmacéutica

La industria farmacéutica no puede ni debe quedarse atrás en cuanto al uso del Big Data. La aplicación del Big Data en la industria farmaceútica permitirá el progreso de la medicina en innumerables sentidos. Eso sí, siempre sin perder de vista el fin último: mejorar la calidad de vida de las personas.

Por una parte, el empleo del Big Data en la industria farmacéutica posibilitará la mejora del proceso de investigación y desarrollo (I+D) de los fármacos. Por ejemplo, la capacidad de procesamiento de las herramientas de Big Data hace viable la monitorización de un mayor número de personas al realizar ensayos clínicos, mejorando así su rentabilidad. Asimismo, facilita el análisis de datos genéticos a gran escala, que tan útil resulta para la comprensión del cuerpo humano y las enfermedades.

Por otra parte, el Big Data en la industria farmaceútica permitirá manejar datos más representativos de la vida real de los pacientes, lo que dotará de una mayor precisión a la medicina terapéutica. Esto se traduce en la posibilidad de crear tratamientos más personalizados, mejorando así su eficacia y la calidad de vida de los pacientes.

Big Data en tiempos de Coronavirus

El poder del Big Data en el futuro de la industria farmacéutica va mucho más allá de la investigación y personalización de tratamientos. Así, su utilización también es clave para la prevención de enfermedades. El ejemplo más claro es la pandemia originada por el Coronavirus (SARS-CoV-2), en la que, mediante herramientas de Big Data e Industria 4.0 para combatir el covid, se pueden generar sistemas de geolocalización para conocer la propagación del virus en tiempo real.

big_data_industry-100

Beneficios del big data

Sobre todas y cada una de las cosas, sirve para identificar oportunidades de mejora y con otras tecnologías complementarias posteriormente llevarlas a cabo. En dependencia de los datos que se pueden compilar y el tratamiento que se les de, las ventajas más frecuentes que procura la Industria 4.0 con su utilización son:

  • Bajada del volumen de costos.
  • Identificación de ocasiones para nuevos servicios/productos.
  • Toma de resoluciones más veloz.
  • Busca de mejoras en las operaciones frecuentes.
  • Analíticas de desempeño para control de la actividad.

Desafíos que conlleva

La propia condición de estos datos, supone un reto progresivo en las compañías.

  1. Hay muchas fuentes de datos y mucha pluralidad de géneros de datos, con lo que se pueden generar muchos fallos.
  2. La velocidad a la que cambian supone que su valía es parcialmente corta, pudiendo ofrecer conclusiones erradas en un instante dado.
  3. La enorme cantidad de datos libre requiere conocimiento, tiempo, y herramientas.

Big Data y también industria 4.0

La posibilidad de compendiar datos en la industria ha ido medrando progresivamente, incorporando nuevas fuentes. Y lo ha hecho con datos simples, mas asimismo con otros datos más pesados, complejos y que medran exponencialmente. De ahí que sea una de las tecnologías esenciales para la industria 4.0.

La industria conectada ha sumado utilidades como internet de las cosas, la sensórica o bien el aprendizaje automático, que están de forma continua produciendo datos. Esto unido a los que se recogían, supone una fuente de conocimiento de enorme relevancia para empresas que compiten en negocios maduros, internacionales y en constante transformación.

La relevancia en esta nueva cuarta revolución industrial se fundamenta asimismo en su capacidad para ser el punto de confluencia de otras pequeñas revoluciones. Las conexiones inalámbricas, la robótica, la inteligencia artificial o bien la nube convergen en este análisis de datos.

Merced a esto, las factorías pueden, entre otras muchas cosas, advertir fallos en tiempo real, localizar puntos de mejora y prever cargas de trabajo.

¿Cómo aprovechar las posibilidades que ofrece el big data?

  • Como todo en el planeta de la compañía, se debe iniciar por una estrategia que tenga presente los próximos puntos:
  • Alineación con los objetivos empresariales.
  • Capacitación.
  • Trasferencia de conocimientos.
  • Análisis de las fuentes de datos.
  • Colección, almacenamiento y limpieza de datos.
  • Herramientas de análisis de datos.
  • Seguridad.
big-data-en-la-industria

La Herramienta principal para la industria inteligente

Así y merced al conocimiento permanente del estado de los diferentes procesos de negocio, las compañías 4.0 acrecientan su productividad, mejoran su eficacia energética, optiman el empleo de los recursos y, por consiguiente, elevan su rentabilidad y son más sustentables.

Quien gane la batalla de los datos, va a ganar el futuro. Una estrategia que aproveche este filón para comprender mejor el mercado y sus posibilidades, como entender a los clientes del servicio que lo conforman, es indispensable para avanzar en la ruta de maximización de las ventajas. Una estrategia definida que cubra consideraciones con respecto a la arquitectura y almacenaje de los datos, el gobierno de exactamente los mismos y el cumplimiento de la legislación, apoyada por las soluciones tecnológicas precisas para realizarla.

Aplicación de Big Data en investigación

Los científicos llevan analizando bases de datos relacionales desde hace cientos de años, con el objetivo de extraer una teoría concluyente en sus investigaciones. El nuevo reto actual son los grandes volúmenes de datos que es necesario analizar, y la aplicación de herramientas de big data aplicadas a la toma de decisiones.

El Big Data ha revolucionado por completo el procesamiento y análisis de millones de datos, ayudándonos a resolver problemas complejos de distintos ámbitos. Campos como la educación, la investigación ambiental, la salud o la seguridad nacional pueden beneficiarse de ello.

Otras Aplicaciones del Big Data

Debido a este gran potencial, empresas y gobiernos no han dejado de lidiar con el gran desafío que supone analizar estos almacenes de datos. Gracias al procesamiento de datos, pueden detectar acontecimientos actuales y ser capaces de responder de una manera oportuna. A su vez, pueden emplearse las predicciones extraídas para realizar un aprendizaje histórico.

Hay varias plataformas de código abierto que se emplean para la medición y análisis de datos. A través de correos electrónicos y redes sociales de la población, se extraen patrones de comportamiento y características demográficas que pueden resultar de gran utilidad.