La brecha digital aumenta debido a la Industria 4.0

La brecha digital es cada vez más una realidad. La pandemia ha provocado profundos cambios en todos los aspectos de la sociedad. Las empresas se han visto sacudidas por una necesidad de cambio en su actividad y en su forma de interactuar con los consumidores. Este nuevo paradigma ha contribuido a un impulso digital sin precedentes, que demuestra que la industria 4.0 es una realidad y que está aquí para quedarse. 

La digitalización y la industria 4.0 se van colando en todos los sectores de la economía y de la sociedad. Aunque esto puede ser algo extremadamente positivo, también deja en evidencia que no todas las compañías y trabajadores cuentan con la misma preparación para hacer frente a estos continuos cambios. Por ello, hay que prestar atención a esta brecha digital cada vez mayor en algunos sectores de la población, para evitar que se queden rezagados y puedan perder oportunidades en su desarrollo profesional.

brecha digital en España
Brecha digital en la Industria

Industria 4.0 y prestación de servicios

Según informa Microsoft, un 75% de los fabricantes es consciente de que la prestación de servicios supondrá una proporción significativamente mayor de su negocio en los próximos años. La consciencia de una inmersión total en la industria 4.0 es cada vez mayor. Podemos describir esta industria 4.0 en tres conceptos: creación de nuevos modelos de negocio, innovación de productos y servicios y la digitalización de la cadena de valor. Esta cuarta revolución industrial impulsa formas de producción digitales, mezclando vanguardias técnicas con sistemas inteligentes que se integran con las organizaciones y las personas.

La industria 4.0 busca mejorar la experiencia del cliente y atender mejor sus necesidades, a través de una amplia variedad de soluciones. Entre estas soluciones y tendencias de la industria 4.0 encontramos la Inteligencia Artificial (IA) y robótica, Internet de las cosas (IoT), realidad mixta, realidad aumentada y virtual, data intelligenceblockchain y computación en la nube. Microsoft augura que para finales de este 2021 un 94% de las empresas harán uso del ya nombrado IoT, por lo que las empresas deben estar preparadas para esta inminente digitalización (casi) total.

El coronavirus impulsa la digitalización

Aunque el proceso de digitalización puede suponer muchas ventajas para las empresas, no siempre es bien recibida por los profesionales. Además, el aprendizaje de nuevas habilidades tecnológicas no era prioridad para muchos antes de la pandemia. Según un informe de InfoJobs, antes de la llegada del coronavirus el 71% de trabajadores afirmaba que la digitalización no amenazaba sus empleos, y la mitad de trabajadores reconocía no estar formándose en competencias digitales.

La COVID-19 ha impulsado de manera excepcional esta transformación y potencial brecha digital, algo que ha pillado desprevenidos a muchos trabajadores españoles que ignoraban esta tendencia creciente. En esta situación, se deben destinar fondos y ejecutar aquellos programas necesarios para contribuir a la educación de los jóvenes y a la capacitación de los profesionales en las competencias digitales necesarias, que cada vez son más.

Brecha digital en el mundo laboral

La transformación digital supone un reto importante para aquellos desempleados que no cuentan con una formación específica en este ámbito. Según el informa de InfoJobs, el 26% de los trabajadores activos ven peligrar su empleo por esta creciente brecha digital, frente al 41% de desempleados que piensan igual. La formación en habilidades digitales y nuevas tecnologías suponen un coste mayor para los desempleados, ya que deben recurrir a recursos propios.

«La transformación digital supone un reto importante para aquellos desempleados que no cuentan con una formación específica en este ámbito»

Esta revolución en el empleo es tangible en todos los ámbitos laborales, aunque destaca entre los directivos (28%), seguido de mandos intermedios (25,5%) y el resto de empleados (22%). InfoJobs destaca también los perfiles que más peligran con esta llegada de la digitalización: personal de administración (21%), profesionales cualificados (17%) y dependientes y vendedores (8%).

Este estudio también revela un hecho cada vez más extendido y es que, en un medio y largo plazo, las empresas darán mayor importancia a las capacidades blandas o soft skills de sus empleados, frente a las capacidades comunes. El pensamiento crítico, la inteligencia emocional y la capacidad de adaptación al cambio serán algunas de las habilidades más importantes en un futuro donde la industria 4.0 estará más que asentada.

Garrido, Isabel. (01 de marzo de 2021). Dirigente Digital. «El avance de la industria 4.0 aumenta la brecha digital». Recuperado el 02 de marzo de 2021, de Dirigente Digital.

Inycom Industria
¿Deseas más información?
Inycom Industria
¿Deseas más información?