Los datos CAD y el futuro de la Industria 4.0

El diseño por ordenador (CAD) es un sistema utilizado por profesionales del sector con el fin de diseñar y documentar objetos del mundo real gracias a los datos CAD.
Gracias al CAD, los ingenieros tienen una gran ventaja a la hora de satisfacer la demanda del diseño inteligente y la transformación digital. Es decir, el CAD es un factor de ayuda para llegar hacia la tecnología digital.
De esta forma, se puede mejorar y optimizar el diseño de los productos gracias a la eficacia que brinda la seguridad de los datos CAD.

En sus inicios, los datos CAD servían para que los diseñadores pudiesen dibujar de forma más eficiente. Sin embargo, la evolución de la tecnología ha conseguido que los datos CAD sean el pilar fundamental de todos los diseños que se generan a partir de datos en la industria.
Además, estos datos CAD hacen que mejore la calidad del producto considerablemente. Asimismo, los costes de desarrollo y el tiempo que tarda el producto en salir al mercado son mucho menores.

Datos CAD en la industria 4.0



El software del CAD (Software Market Research Report ) nos da una previsión de un aumento del crecimiento del mercado de manera exponencial. En 2030 se espera llegar a un valor de 18,7 mil millones de dólares. Una cifra mucho superior a la de 2019: 9,3 mil millones de dólares.
La industria 4.0, conocida como la cuarta revolución industrial, es, en pocas palabras, un camino digitalizado desde el inicio de la producción hasta el final. Esta industria, tiene la efectividad y capacidad que ninguna empresa del mercado tiene o puede ofrecer. Y, el sistema CAD tiene un papel muy importante en la eficacia de la industria 4.0.

El diseño a partir de los datos CAD


Además de todo esto, gracias a los datos CAD los ingenieros son conocedores de la cantidad de piezas prefabricadas disponibles que se incluyen en el proceso de diseño.

Por si no fuera poco, los datos CAD permiten obtener una mejor visualización del proceso de diseño llegando, incluso, a los mismos conjuntos de montaje del producto terminado.
Por otro lado, la precisión de los datos es mucho mayor que la de un dibujo, por tanto, es un sistema con muchos menos errores ya que el diseño no puede ser incorrecto.
Ofrece la posibilidad de realizar diseños en 2D o 3D desde el inicio del diseño y ver el modelo virtual desde diferentes perspectivas y ángulos, facilitando así la integración del software.

El CAD en 2D se utiliza principalmente para esbozar líneas mientras que el CAD 3D se usa para fabricar virtualmente el producto y ajustar su magnitud. Además, es posible que el ingeniero de diseño del producto trabaje con ambos modelos.

Es posible, también, crear un objeto finalmente diseñado y probar las funciones internas de su diseño. La visualización del producto hace que sea una experiencia mucho más visual y realista para el ingeniero de diseño facilitando así, la identificación y modificación de los posibles errores que puedan surgir a lo largo de todo el proceso de diseño.

Ahorro de tiempo gracias a los datos CAD

El aumento de la productividad y efectividad han traído como consecuencia el ahorro de coste temporal; a pesar de avances importantes como el de la automatización de la industria, gracias a adelantos como el CAD, el ahorro de tiempo ha sido mucho mayor con la adaptación continua de la tecnología y progresos como el de los datos CAD.

La digitalización, fruto de la tecnología moderna de la comunicación, permite conectar a los ingenieros de diseño, con las máquinas y los productos. Así, el diseñador puede comprobar fácilmente y con tiempo, qué componentes necesita, así como, el espacio de diseño disponible.

Esto último, hace que los ingenieros de diseño ahorren mucho en coste temporal, ya que, pueden centrarse en los pocos detalles que hay en el diseño sin tener en cuenta las piezas normalizadas. Como consecuencia, la cadena de valor se optimiza, permitiendo que los diseñadores puedan centrarse únicamente en su tarea principal en la industria.

Todos los modelos de datos CAD son fijos y estáticos por lo que los componentes del dibujo son eliminados. Además, su configuración permite alcanzar antes su objetivo porque el ingeniero tiene un entorno virtual más realista y eficiente que facilita, a largo plazo, los momentos de inactividad y aumenta la eficiencia debido a la fácil identificación de errores.

Disponibilidad continua de los datos CAD

Estos datos son cada vez más accesibles para los ingenieros de diseño. Tanto de manera online como a través de una App; factores que facilitan aún más la eficiencia.

Gracias a la gran variedad de conocimientos, disponibilidad de materiales y sugerencias, los diseñadores emplean mucho menos tiempo utilizando los datos CAD.
Se estima que la tecnología CAD va a crecer considerablemente en los próximos diez años. Por ello, es fundamental que los ingenieros de diseño conozcan bien este tipo de tecnologías para, de esta forma, estar actualizados en este proceso de cambio de la industria.
Algunas empresas ya ofrecen esta formación, mayoritariamente de forma gratuita.

Bibliografía

Canales Sectoriales: Interempresas (2 de julio de 2021). Recuperado el 19 de julio de 2021, interempresas.net: ¿Pueden los datos CAD ser el futuro de la Industria 4.0?

Inycom Industria
¿Deseas más información?
Inycom Industria
¿Deseas más información?